• LUIS ROCHA / Noticias

Ricardo Núñez Ayala, cavó su propia tumba política

*Editorial


La mediocridad política de Ricardo Núñez Ayala, ha llegado a su fin, luego de que el Tribunal Electoral del Estado de México (TEEM), ratificara el registro de #DanielSerranoPalacios como candidato de la presidencia municipal de Cuautitlán Izcalli por la coalición Juntos haremos historia en el Estado de México.


En pocas palabras, se desecharon las quejas presentadas por Núñez Ayala.


El Tribunal declaró inviables los efectos jurídicos pretendidos por Ricardo Núñez, al tiempo de declararse la inexistencia de violación de los principios, estatutos y demás normativa de MORENA. Esto es un nuevo tropiezo para el alcalde izcallense con licencia.


Esta es la realidad de Núñez Ayala: su terrible debilidad política ni siquiera le dio la oportunidad de buscar una candidatura; es el clásico apestado de MORENA; nadie lo quiere ni en foto; sus supuestos “aliados” ya se fueron a otra parte y lo abandonaron.


Sin querernos meter en sus asuntos personales, se sabe que su misma familia de sangre está totalmente dividida, esto gracias a que Ricardo Núñez se sintió el más galán y coqueto del municipio, lo cual generó separaciones definitivas en su entorno.


La lucha que emprendió contra Daniel Serrano, fue de lo más desafortunado que pudo hacer en su vida política. Con su golpeteo político, hizo que los grandes liderazgos de MORENA, ya ni siquiera le tomaran la llamada.


La soledad para un político, es un suicidio.


Hoy llega a su fin una historia de lo más patética.


Ricardo Núñez Ayala, es el claro ejemplo de lo que no se debe hacer nunca en política.




247 vistas0 comentarios