• LUIS ROCHA / Noticias

“López Obrador se comporta como niño berrinchudo”, señala Carlos Loret de Mola

EDITORIAL /


La guerra que emprendió el presidente #AndrésManuelLópezObrador, contra el periodista #CarlosLoretDeMola, está a años luz de terminar. El desgaste político, social y electoral, que le ocasionó Loret a AMLO -por la difusión de la mansión de lujo donde vive José Ramón López Beltrán (hijo del mandatario)-, es un hecho que rebasa cualquier nivel de corrupción.


El miércoles 9 de febrero, en la conferencia de prensa mañanera, López Obrador exigió que Carlos Loret dijera cuánto gana y quienes lo financian. Esto provocó una nueva escalada de críticas contra el presidente. Sin embargo, el periodista utilizó su espacio en El Universal, para contestarle al Peje. La respuesta no fue nada suavecita.


El presidente luce desesperado, dando patadas de ahogado, arrinconado. Pregunta cuánto dinero recibo por mi trabajo para no tener que responder cuánto dinero recibe su hijo por no trabajar. Lleva dos semanas tratando de sacudirse el escándalo de las casonas de Houston. No ha podido. Los lujos de José Ramón López Beltrán, hijo mayor del presidente de México, desarmaron la farsa de la austeridad y desbarataron su discurso anticorrupción.


“Andrés Manuel López Obrador lleva varios días consecutivos escalando sus insultos y calumnias en mi contra, por haber revelado en mi programa las casonas de su hijo. Cada día intenta intimidar más. Pero al hacerlo, cada día se ve más débil. Trece días después del reportaje, ya no se comporta como jefe de Estado sino como niño berrinchudo. Se quedó sin discurso y sin eso, no tiene nada”, sostuvo Loret en su columna “Historias de reportero”.


Cabe destacar que en los últimos días, López Obrador, se ha hundido terriblemente. Cuando no ataca a los periodistas críticos a su gobierno, se lanza contra quienes no tienen vela en su entierro. Ayer mismo insinuó que quiere romper relaciones con España, según él por los abusos que cometieron las empresas ibéricas contra el país. Pero esto tuvo un trasfondo: la realidad fue que AMLO quiere desviar la atención de la corrupción de su hijo a como dé lugar.


Dice Loret que AMLO se comporta como “niño berrinchudo”.


Habría que agregar: con el perdón de los niños berrinchudos.



2866 visualizaciones