• LUIS ROCHA / Noticias

Daniel Serrano Palacios, alcalde de Cuautitlán Izcalli

*Editorial


La personalidad de #DanielSerranoPalacios, representa una fortaleza para MORENA a nivel nacional. Muy pocas veces, se observa en un político, la inteligencia prodigiosa, la lucidez de la palabra, la honestidad palpable, las ganas de salir adelante.


Serrano Palacios ha sido un combatiente extraordinario.


Sus luchas van más allá de peleas inútiles, enfrentamientos estúpidos, dimes y diretes de poca monta, retos absurdos. Las peleas del candidato de MORENA a la presidencia de Cuautitlán Izcalli, tienden a convertirse en un conglomerado de iniciativas y esquemas para el desarrollo.


Poco podemos agregar a la brillantez de Daniel Serrano Palacios, y tal vez haya algunos aspectos que se tengan que perfeccionar para que pueda gobernar a una comunidad izcallense, ávida de auténticos líderes de pensamiento y acción.


“De mi parte hay mucha responsabilidad frente a lo que serán mis ejes de trabajo por la transformación de Izcalli. En este proyecto no hay promesas, hay ejes de trabajo que se han sometido a su consideración y que se perfeccionarán de la mano de su participación activa.


Cuautitlán Izcalli será un gran destino turístico; pero también un hogar donde habitar diariamente, un hogar de inversiones y, por lo tanto, de confianza, un lugar en donde la riqueza se distribuya de forma justa, donde las y los empresarios tengan seguridad en sus ganancias y la ciudadanía empleos dignos y respetables", manifestó en su cierre de campaña.


El discurso altamente emotivo y con enorme afinidad ciudadana, es una clara muestra de lo que se viene para Cuautitlán Izcalli. En el municipio 121 no existe un político que pueda siquiera rozar la inteligencia de Daniel Serrano Palacios.


Ahora se comprende más su no asistencia al debate entre aspirantes a la alcaldía.


Las encuestas ofrecen un amplio margen de ventaja para Serrano Palacios. Pero las encuestas y sondeos, muchas veces con claroscuros, no tienen la relevancia de lo que se dice en la calle, y de lo que maneja la vox populi. La voz del pueblo es la voz de Dios.


El próximo gobierno de Izcalli será progresista.


En la próxima administración se podrá soportar la idea de la Cuarta Transformación.

158 vistas0 comentarios